domingo, 15 de mayo de 2011

Extrañar a un dulce amor que partió...

SOLEDAD
¿A dónde estás?
Cansado de añorarte, me apoyo
En mi propia desazón y lloro,
Y desespero y otra vez vuelvo
A caminar la senda
Poblada de espinas
Que parece
Estarme destinada…
Y otra vez busco en ella
Una estrella sólo para mí.
…y sigo murmurando la plegaria
Para que alguien la escuche
Y me ayude a encontrar la paz.
¡La paz! ¡La paz! ¡la paz!
Qué difícil es hallarla
Y que aspire el mismo aire que mi piel
Y que toque lo que tocan mis manos
Y mire las mismas cosas que yo,
Sorbiendo las mismas lágrimas,
Y que esté muy junto a mí,
Pegada a mi aliento.
Como si fuese yo mismo.
BIZE GUERRA, Carlos Adolfo