sábado, 28 de mayo de 2011

Hojas, Luz, cerros, que se conjugan para formar un paisaje sin igual...

SIESTA DE LUZ
Hojas
Hojas
Hojas
Ojos
Luz
Hilera de álamos llenitos de sol
Olivos sin embargo verdegris
Moras de manos crispadas
Limoneros, pomelos, naranjos pesados de dulce sudor
Silencio
Siesta
Luz
Y al final fuego…
Fueg…
Fue…
Fu…
F…
Cayendo en el lomo oscuro y quebradizo
De cerros que aún palpitan.

QUINTEROS, Marcela Beatriz
(1º Premio Juegos Florales 2007)


1 comentario:

Eduardo (Lalo) Aibar dijo...

Andalgalá en Catamarca

Andalgalá en Catamarca
nombre de pueblo y de río
“Señor de la alta montaña”,
heredad de los antiguos.
Una porfía de siglos
por su ademán y sus sitios.

A Chaquiago va un camino,
que pasa por Aguas Claras,
donde olivares abrevan
deshielos y manantiales,
no será ese el camino
por el que traigan la muerte.

Andalgalá en Catamarca,
febrero 15, ¡de fuego!
el árbol padre cobija,
cual una sombra de blanco,
la resistente vigilia,
que alientan voces fraternas.

Belenistas tejedoras
que con el huso del tiempo
hilaron tanto silencio,
urdiendo vengan las voces,
tejan la trama del grito,
que ataje tanto atropello.

Andalgalá en Catamarca
entre Antigales y pircas,
“Señor de la alta montaña”
la codicia a cielo abierto,
la sin razón desbocada,
quiere arrancar tus raíces.

Ya no cavan socavones
ya no hay curtidos mineros
que van tanteando la veta.
Hoy deshacen las montañas,
esa alzada maravilla,
con un venero de savias.

Andalgalá somos todos,
por que este añoso paraje,
como otros ríos y pueblos
bosques, pájaros y peces,
lo más humano del hombre
y su existencia peligran.

Caminatas por la vida
sumando sigan los pasos,
riojanos del Famatina,
por Esquel los chubutenses
miles más y aquella niña,
que dice: Choya por siempre.


Eduardo (Lalo) Aibar


Mi modesto homenaje a la lucha de los asambleístas de El Algarrobo y el pueblo de Andalgalá. Saludos. Eduardo (Lalo) Aibar.