sábado, 21 de mayo de 2011

Los recuerdos que despiertan con simples perfumes, acciones...

AFLORANDO NOSTALGIA

Sostenida en el equilibrio de las siluetas amarillas,
Se dispersan caricias rosadas
Aquietadas por un cuerpo que las clama.
Sinfonías de risas y alegrías
Embriagan a la guitarra
Y despiertan en mí, poeta, melodías de añoranza.
Aflora en la membrana de mis ojos
Un retrato que mi memoria no olvida.
Aflora mi ternura dormida,
Los timbres del viento,
Bullicios de una casa viva
En donde la ausencia es la utopía
De los que se quedan en silencio.
Golpeo la puerta… Fuerte
Te llamo…
Te grito…
Me encojo y lloro.
Y en mi locura, siento tus pasos
Que se aproximan
Mientras la puerta se abre y me miras.
Me quedo quieta, en silencio
Y no distingo si alucinan mis deseos.
A veces creo verte…
En las manos que me cuidan de caer,
En los brazos cálidos que abrazan,
En las palabras que infunden confianza.
Esto no es nada
Comparado con la inmensidad de mi nostalgia
Que te extraña.
Porque aún perduran
Preguntas que no comprenden
Que desandan,
Que reclaman,
Los besos, el cariño
Y los sentimientos truncados que se fueron.
Me duele…
Me quema…
Se me comprime el corazón
Y estalla en alarido reprimidos
Que no evaden tu ausencia… tu Adiós…

DI GIONANTONIO, María Emilia


No hay comentarios: