domingo, 3 de julio de 2011

Aconquija, cerro de sueño y que noche a noche nos custodias...

AL PIE DEL ACONQUIJA

Mirando hacia el norte
Se le puede apreciar
Con ese imponente porte
A todos nos sabrás observar.

En la Plaza –sentado en un banco-
Admiro el paisaje muy atento
Tu cabeza teñida de blanco
Por la nieve del tiempo.

Por la noche se divisa
A lo lejos tu cabeza
Como pintada con tiza
Eres todo una belleza

Cuando estaba en 4to.grado
Te miraba desde la ventana
Y me quedaba allí parado
Hasta que sonaba la campana.
Pero ahora estoy tan lejos
De aquel hermoso valle
Quisiera estar con mi viejo
Y recorrer de nuevo sus calles.

Pero pronto regresaré
Y la llevaré a mi hija
Entonces le mostraré
El inmenso Aconquija.

Oyola, Damián