sábado, 23 de julio de 2011

Cuando Andalgalá se despierta... comienza a cuidar de sus hijos...

MI VALLE SE DESPIERTA (fragmento)
Valle rodeado de montañas,
Con paisajes agrestes,
Otros alegres y pintorescos.
Hoy yo te observo en silencio,
Alejada de la ciudad,
Te miran mis ojos desde la cúspide de una montaña.
En silencio escucho los ruidos,
Ruidos de motores,
Y el despertar de la ciudad es inminente.
El valle se levanta de sus sueños,
se despide de ella bostezando
y recibe con los brazos abiertos el claro del día.
Los cantos de los pájaros
me acompañan y acompañan
el despertar de mi valle.
RAMOS, Teresita del Carmen