sábado, 30 de julio de 2011

Un hábito que resigna, que invade confianzas y quimeras...

PAISAJE TRANSITORIO

Zumbidos del silencio
Que corren al compás
De un tren siniestro,
Van dejando las huellas,
Huellas de humo negro,
De distancia, nostalgia
Y porque no de recuerdos.
Los rostros pálidos que vestían la estación,
Justificaban el paisaje transitorio,
Rostros que no entendían
El por qué del abandono…
Conmovida por la nostalgia del paisaje,
Pude entender que aquellos rostros despintados,
Pálidos,
Tiesos,
Trazaban la espera del un límite entrañable.
Ansias de partidas…
Reencuentros súbitos.
La espera…
Registro remoto de un tren que llega,
Que parte y te deja.
La espera…
Un hábito que resigna,
Que invade
Confianzas y quimeras de tierra y aire.
Los rostros pálidos aun no comprenden el por qué,
El por qué del abandono…
Mientras la estación del tren
Refleja un paisaje transitorio.

DI GIONANTONIO, María Emilia


No hay comentarios: