sábado, 27 de agosto de 2011

Andalgalá... es dificil no nombrarte...

ANDALGALÁ, MI PUEBLO

Miro alrededor las galas
De tus tonos, pueblo mío:
El añil estridente verde de tus árboles,
El añil de tu cielo, tan sereno…
Y allá en lontanaza
El azul de tus cerros tan soberbios…
Pero también el alma me cautiva
La armonía de tus sones y silencios.
¡Son tan hermosos tus amaneceres lentos
Cuando los pájaros aturden
En los algorrobos y en los limoneros;
Cuando las acequias y canales
Le cantan su dulce melodía al viento…!
Es tan pleno el promedio de tus días,
Cuando tus hombres y mujeres
El pan se ganan de mil modos diversos.
Y ni hablar de tus atardeceres
Cuando la nostalgia deshilacha
Sus hilos de silencio…
Pero sobre todo me seducen tus noches
Preñadas de misterio
Cuando me llega desde un lugar remoto
De una serenata, el triste eco.
¡Así es Andalgalá!
¡Así es mi pueblo!
¡Tan sonoro su nombre!
¡Tan hermoso su suelo!
¡Tan mágico su aliento!

González, Selva Cristina