domingo, 21 de agosto de 2011

Juegos con historia...

Las Caritas:

Se jugaba con las tapas de las cajas de fósforos, que traían rostros femeninos, entre varios chicos. Se apostaban de a 5 caritas por cabeza. El primero las tomaba a todas juntas y las tiraba por el aire; las que caían al suelo con la figurita para arriba eran ganancia, y las que caían con la figurita para abajo quedaban para que tirara el segundo jugador; y así se continuaba hasta terminar con las caritas apostadas. Luego se hacia otra partida.
O jugar con las caritas dejándolas caer pegadas a una pared, una por una, y la que caía sobre otra daba derecho a levantarla como ganancia. Sobre las que quedaban libres tiraba el segundo jugador, y así sucesivamente continuaba el juego, hasta terminar las caritas apostadas. Después, hacia otra partida o apuesta, y se proseguía el juego hasta que “las velas no ardan”.


No hay comentarios: