sábado, 10 de septiembre de 2011

Eres como la segunda madre, la madre que nos da consejos...

PARA TI… MAESTRA

Tú eres para mí, lo más hermoso
Cual maestra, madre, escuela en brillante conjunción.
De ternura cálida, ebria de infinito
Y sutiles fibras que tejen tu corazón.

Tú eres, para mí, lo más sublime,
Cual eterna fuente de cariño, verbo y vocación,
Pues combates la ignorancia, gran tormento de la vida,
Resplandeciendo las aulas de luz y devoción.

Tú tienes para mí, un nombre dulce…,
Un gran caudal de saber y comprensión,
Que, al taladrarte la espada de la insidia,
Sobre ella lanza a raudales tu amor.

Tú, tú eres para mí… un canto a la vida,
Aunque destrocen tus cuerdas y quieran callar tus melodías.
Nunca, nunca estarás sola, ni te perderás en el olvido,
Si tu entrega es íntegra, fructífera… sin horas y sin días.

Por eso cuando pones una tregua en tus tareas,
Imborrables recuerdos danzas en sucesión,
Perfiles de rostros tiernos, intensas emociones,
Que cual dispersos eslabones se unen a tu evocación.

Hoy, en este día, homenajearte quiero
Y pedirle a Dios te conceda eterna abnegación.
Una sonrisa pura y espíritu radiante
Para tus alumnos a quienes les iluminas la razón.

CORONEL, María Cecilia






No hay comentarios: