sábado, 17 de septiembre de 2011

Libros con tinta andalgalense...

MARISCANDO POR
EL RÍO BERMEJO
(2.500 Km de recorrido)
Sólo quedará en el tiempo, la añoranza y el recuerdo de lo vivido, con la satisfacción que sirva a los jóvenes de corazón y espíritu, para inspirarles amor por la naturaleza y la aventura. así como también demostrar que nuestros fracasos nos indican el camino y la experiencia para llegar a triunfar.
Escrito por el Dr. Diez Manuel Alfredo.

Año XI, Siglo I, Milenio III.
A.I.F.A.
ASOCIACIÓN INDIGENISTA Y FOLKLÓRICA ANDALGALÁ
Y CÍRCULO LITERARIO
Ediciones Artesanales



Dr. Manuel Alfredo Diez
El Dr. Manuel Alfredo Diez, médico cirujano, oriundo de la Provincia de Córdoba, Argentino, de 53 años, vive actualmente en un pintoresco pueblo del interior de Catamarca, al pié del Aconquija, llamado Andalgalá. Además de practicar su noble profesión, es un amante de la naturaleza y la aventura, habiendo recorrido toda su patria, de norte a sur y de este a oeste.
Se lanzó en esta expedición, con el espíritu del aventurero que busca permanentemente contactarse con Natura y dejar plasmado en este pequeño volumen, un sinnúmero de experiencias y anécdotas que el lector irá descubriendo en cada página.
Acompañado de dos amigos, Urbano Cardozo y Waldo Flores, protagonizaron 30 largos y duros días de supervivencia y peligros, a través de la selva chaco-formoseña, en 2.500 Km. de recorrido, conviviendo con distintas tribus aborígenes.
Esta obra significa un premio, a todo el esfuerzo realizado por nuestro aventurero, que en su infatigable espíritu, va descubriendo a fondo, al hombre, como género humano en sus costumbres, en sus virtudes y debilidades, sin tener en cuenta rangos sociales ni banderías políticas, así como también, los indescriptibles paisajes de nuestra hermosa tierra, los que describe poéticamente, con un sensible espíritu romántico, alimentado por la profesión de médico que le otorga un cierto toque de humanidad para el tratamiento de las cosas que nos regala la naturaleza-madre, en la que el hombre que cura y sana el autor, es parte ineludiblemente maravillosa.

No hay comentarios: