lunes, 24 de octubre de 2011

Mamá, palabra tan corta y tan grande...

MAMÁ

MAMÁ, palabra que uno comienza a pronunciar
Sin saber que es la fuente de la vida,
Tú acunas y cuidas
Sin importarte lo que debas enfrentar.

MAMÁ, en todo momento estás,
Con tu gesto, tu sonrisa o tu reproche,
Demostrando el inmenso amor que acumulas.
Tratas de que no falte el pan
Y el alimento a tu familia,
No sé cómo ni cuándo,
Pero en ese aspecto no te descuidas.

MAMÁ, enojada o alegre,
Al ver las notas de la escuela,
Preocupada siempre por tu hijo,
Controlas su libertad,
Con paciencia y consejos,
Logras su vida encaminar.

MAMÁ, cuánto hablaría de ti,
Pero solo me atrevo a escribir
Que “lo más importante es tenerte a ti,
Valorarte por todo lo que hiciste por mí.
¡Que Dios te bendiga por siempre
Y cuide de tu porvenir!”

FLORES, Delia del Carmen