lunes, 14 de noviembre de 2011

Poncho, forjado con alegrias y añoranzas...

EL PONCHO

Estuvo siempre presente
En la historia de la Patria
Como un valiente soldado,
El poncho de Catamarca.
Tejedoras de Belén
Lo hicieron con suaves lanas,
En telares que fueron hechos
Del algorrobo tan noble
O de la dura retama.
Tejedoras, tejedoras…
Sus manos se hacían alas
Mientras iban y venían
Acariciando la trama.
Ellas tejieron los ponchos,
Los ponchos de Catamarca,
Para abrigar a los hombres
Que la libertad buscaban.
Allá en los primeros años,
Alborada de la Patria
Fue la bandera del gaucho
Una bandera con alma.
Alma que le dio valor
Para enfrentar cien batallas
En Chile, en el Perú
En Tucumán y en Salta.
Y, aquí en la bella provincia
(no hace falta nombrarla)
Tierra que eligió la Virgen
Para su feliz morada.
Felipe Varela supo
Con hidalgía de su raza
Lucirlo por los caminos
Y sendas de las montañas.
Siempre fue el poncho un amigo,
Verdadero camarada,
Y con su gran sencillez
A los hombres igualaba.
Abriga del hombre criollo,
Lo es del gringo que llegara
Buscando amor y trabajo
A las riberas del Plata.
Del andarín, del viajero,
Él es la prenda obligada
Pues parece que tuviera
Todo el calor de una casa.
Compañero inseparable
Y amigo de la guitarra
Que sobre la pampa verde,
En los valles y quebradas,
Lo arrulla con dulces notas
De sus vidalas y zambas.
¡Poncho, tú eres tradición
Y orgullo de nuestra Patria!

PELEGRINA de MAZZUCCO, Eloísa María

No hay comentarios: