miércoles, 14 de diciembre de 2011

Abandonaste el nido, por otros cielos surcar...

VIAJE AL OLVIDO

En viaje alado
Golondrina fugaz
Abandonaste el nido
Por otros cielos surcar.
Miel de rocío,
Miel dorada,
Allá lejos posada
En árbol desconocido
Por buscar otro cielo
Me condenaste al olvido.
En viaje alado,
Golondrina bohemia
Transporta el poema
Del amor amado.
Helado el viento
Castiga el ventanal
Y el lecho que ayer
Tus alas entibiaron
Está gris de otoño,
De vacío y silencio.
Por buscar otro cielo
No has regresado
Golondrina lejana
Del viaje alado.
De lo alto aquel verano
Volaste lejana, una tarde
Llevando en el brillo de tus alas
El azulado señorial de tu figura
Y condenado al olvido, sin ternura
Me dejaste indefenso en la llanura
De la soledad fría que me abruma.
En viaje fugaz te has marchado
Por buscar otro cielo en la distancia
Pero yo te perdono en mi silencio
Porque copiaste el vuelo de los ángeles
Para marcharte lejana por los aires.
Condenado al olvido me confundo
Y me entrego frágil a la fantasía
Y me asomo al ventanal de los días
Por huir de la fatal melancolía.
Así gimiendo te perdono
Refugiado en los brazos del silencio
De otro cielo lejano es tu vuelo,
De otro árbol será tu nido nuevo,
De otros paisajes tu hermosura
Y yo indefenso en la llanura
Helada y solitaria del olvido
Me aferro al lazo de la vida
Añorando la tibieza del aquel nido
Tejido dulcemente con amor
En el fantástico árbol florido.
Te llamé golondrina
Sin darme cuenta,
Te llamé golondrina
Y eras mi hada
Purísimamente enamorada
Del encanto febril del universo.
Te llamé golondrina
Sin darme cuenta
Porque tu ausencia impiadosa
Me atormenta.

D’ VALERIO, Santiago

No hay comentarios: