miércoles, 14 de diciembre de 2011

La locura, una sorpresa inesperada que llega en los momentos de menos inesperados...

LA LOCURA

Los locos corren
por el pasto sin gritos
por la pradera venenosa
y por la piel, entre la luna.
De “los locos” de Luis Alberto Spinetta

I
Es un retiro… solo un retiro
Para fluir en un estado
Sin nombre, sin color
Las nubes de mi cabeza y de mis ojos
Ayudan a comprender sus palabras
Su silencio, su mirada
Que engendran de sus betas
Que brillan con plenitud
Ante los reflejos de la luna
En una botella de alcohol

II
Por las profundidades de mi alma
Hay una ventana que permite ver la locura
Correr como un rayo sin codicia
Y caer como si fuera mi cuerpo
Para dormir en su reposo
Y beber el néctar de la soledad.

III
Juana la loca corre coronada en flores a la orilla de la playa
Y los esquizofrénicos brindan con las aguas de las miserias
Los psicodélicos se pierden entre los caños rotos
Y los ciegos se entierran entre los libros del olvido.
Los locos se confunden al verse ellos mismos
En unos espejos rotos y empañados en lágrimas de sangre
Y los idiotas payasos hacen piruetas dentro de sus cabezas
Y la bestia y la bella bestia bailan en una caja de cartón
Y así son felices esta manga de locos.

ALVAREZ, Luís Daniel

No hay comentarios: