sábado, 27 de agosto de 2011

Noticias Culturales



La Asociación de Escritores de Andalgalá, está en la planificación de un "Café Literario", que se llevará a cabo el proximo 2 de Septiembre del corriente año, a partir de las 20hs.en un lugar céntrico, más precisamente en un local comercial (bar), ubicado en la Plaza Principal del departamento, con la colaboración de gente del Saujil.
Queda abierta la invitación para todas aquellas personas que gusten de la lectura, el mundo fantástico, y que deseen participar del mismo.

Noticias Culturales

El pasado día 25 de Agosto, la Fundación Pro Arte, precidida por Carlos Bize Guerra, llevo a cabo un importante acto por un aniversario más de la Autonomía de Catamarca, a partir de las 21hs.en el Club Social.
La profesora Sandra Haddad, estuvo a cargo de una reseña histórica, en la cual se hacia mención de los sucesos anteriores y posteriores a la autonomía. En su reflexión final dijo: "El presente se nutre del pasado y que mejor hoy que nuestro incierto presente rescatemos el leal significado que debe poseer la palabra aotónoma."
Al finalizar el acto, se hizo presenta el Grupo El Embrujo, quien coronó la noche con sus hermosas canciones.

Libros andalgalenses...

INKA SUTIKUNA
NOMBRES INCAS
En la República Argentina, la ley 23.162, EXIGE QUE SE RESPETEN Y SE INSCRIBAN NOMBRES ABORÍGENES COMO UN MODO DE RESCATAR LAS RAÍCES.
Como un pequeño granito de arena rebelde, es que proponemos esta lista de nombres de raigambre nativa, tanto en runa simi como en aymara, para las ceremonias de rescate ancestral, celebraciones de bautismos u otras aplicaciones, como imposición de apelativos comerciales, institucionales, etc.
Libro escrito por Juan Carlos Allosa.
Año IX, Siglo I, Milenio III.
A.I.F.A.
ASOCIACIÓN INDIGENISTA Y FOLKLÓRICA ANDALGALÁ
Ediciones Artesanales

Juegos para recordar...

El Escondido o la Piedra Libre:

Participan niños y niñas. Previamente se elige un lugar determinado de la pared y lo marcan, y a ese lugar se le llama “piedra libre”. Para saber a cuál de los niños le toca cuidar la piedra libre, cuentan hasta 50 entre los que van a jugar, y al que le corresponde el número 50 tiene que cuidarla, y poniéndose de cara a la pared y contando hasta 100, para darle tiempo a los niños a que se escondan y no pueda verlos él dónde se esconden. Una vez que se ha contado hasta 100, pega el grito: “¡Ya está! A lo que contestan los demás: “¡Sí!”, y el que cuida la piedra libre da comienzo a la búsqueda de los escondidos, sin descuidar la piedra libre, porque el primero que salga de su escondite y logre tocarla primero, ya que libra a los demás compañeros, y en este caso tiene que contar de nuevo el niño que contó anteriormente. Si pierde el que salió primero y no toca antes la piedra libre, le toca contar.

Juegos con historia...

La Quema:

Este juego se realiza con tejos de piedras de tamaño mediano y forma redonda, cuadrada o rectangular, a elección del jugador.
El juego consiste en que, a medida que caminan van tirando el tejo. Primero lo hace uno y luego los otros, y gana el que toca el tejo del compañero, y así continúan jugando hasta que llegan a destino. De vuelta, hacen la misma tarea.

Cuento: El Amor y la Locura

 En el principio de los tiempos, cuando no existía nada. Cuando ni siquiera el tiempo existía porque nadie había inventado nada para llevarle la cuenta. Cuando el hombre todavía no existía, en mitad del universo estaban reunidos los vicios y las virtudes que más tarde poblarían a los humanos en mayor o menor medida.
Y los vicios y las virtudes se pasaban todo el día discutiendo y peleando, sobre todo azuzados por la Ira y la Discordia. Y discutían sobre quien habitaría el cuerpo de los humanos, si los vicios o las virtudes. Y no se ponían de acuerdo porque unos decía que habría mas virtudes que vicios en los humanos y otros que al revés, que sería mayor el número de vicios que estarían en los humanos.
Y como nadie se ponía de acuerdo. La Locura, que estaba loca, tubo una idea que le pareció genial. Y dando brincos en mitad de la reunión dijo:
- Tengo una idea, tengo una idea para solucionar la discusión.
Todos se quedaron expectantes. Y la Locura dando carreras sin ton ni son y saltando por todos lados dijo:
- Es una idea genial que seguro que no falla. Sí, sí, sí, sí
En este punto la Intriga, que estaba realmente intrigada, pensó:
- "¿Cuál será la idea tan buena que ha tenido esta Locura? "
Y la Locura seguía dando botes y haciendo cabriolas y diciendo:
- ¡Lo tengo! ¡Lo tengo!.
Y la Intriga que estaba cada vez más intrigada, azuzada por la Curiosidad preguntó por fin:
- Oye, ¿Y cual es esa idea tan buena?. 
La Locura dio un brinco y después otro y dijo:
- Muy fácil, muy fácil, muy fácil. ¡Se trata de un juego!. 
Como la Locura seguía dando saltos y no parecía que fuese a decir nada más, la Intriga preguntó:
- ¿Y que juego es?
- Es muy sencillo, es un juego genial y muy divertido. - dijo la Locura - Es el juego del escondite.
Entonces la Intriga sí que se quedó intrigada. Y como ya no podía soportar tanta intriga dijo:
- ¿Y qué demonio de juegos es ese?.
- Muy fácil, muy fácil, muy fácil. - dijo la Locura dando vueltas alrededor de la Intriga - Uno de nosotros se pone a contar de uno a cien de cara a un tronco muy grande y con los ojos tapados. Y los demás salen corriendo a esconderse donde puedan. Luego el que cuenta sale a buscar a los demás. Si al último que encuentre es una virtud, serán las virtudes las que habiten al hombre en mayor número, si es un vicio serán los vicios los que habiten a los humanos.
Entonces alguien entre la multitud dijo:
-¿Y si encuentra una pareja de virtud y vicio?.
La Locura pensó un instante y dijo:
- Muy sencillo, se repartirán por igual.
La Inteligencia, que hasta entonces se había creído la más inteligente pensó:
- "Vaya ideota que se le ha ocurrido a esta Locura. ¿Por qué no se me habrá ocurrido a mí?."
Entonces la Intriga preguntó:
- ¿Y quien va a contar?.
Y la Ternura dijo:
- Anda, Locura, ya que se te ha ocurrido a ti tan buena idea, ¿qué mejor que seas tú quien cuente?.
- De acuerdo, de acuerdo, de acuerdo. - dijo la Locura.
Y se fue a un tronco a contar:
- Veintisiete, cuarenta y dos, catorce, sesenta...
Todas las virtudes y los vicios salieron corriendo a esconderse.
La Justicia cogió de la mano a la Verdad, porque la Verdad siempre acompaña a la Justicia, y se fueron hasta un río que pasaba por allí cerca. Era un río de aguas cristalinas y puras. Y la Justicia dijo:
- Nos esconderemos aquí, para que luego digan que la Justicia no es clara. -
Y la Justicia se escondió en el fondo del río junto con la Verdad.
La Ensoñación cogió a la Ternura de la mano y dando saltitos se fueron a esconder detrás de una nube rosa. Y allí comenzaron a pintar las nubes de tonos morados, rojos, rosas y azules. Y es por eso que en los atardeceres el cielo se llena de nubes de colores.
La Lujuría cogió de la mano a la Pasión y juntas escalaron una montaña para esconderse en ella. Pero una vez dentro la temperatura empezó a subir y las rocas a calentarse y a fundirse hasta que la Lujuría y la Pasión hicieron nacer un volcán en aquella montaña.
La Pereza no se movió de donde estaba. Con el sueño que tenía ella, se iba a molestar en esconderse. Vamos, y se echó a dormir detrás de un banco que había por allí cerca.
Y así se fueron escondiendo todos, todos menos dos.
- treinta y tres, cincuenta y ocho, siete... 
La Envidia, envidiosa como siempre, quería saber donde se escondía todo el mundo y se quedó allí en medio.
- setenta y siete, ochenta y seis, cincuenta y uno... 
El otro que no se escondía era el Amor. Porque el amor es indeciso y no sabía dónde esconderse.
La Locura estaba llegando al final de la cuenta:
- noventa y ocho... 
El Amor y la Envidia no sabían dónde meterse. La envidia vio un pino y se subió en lo alto.
- noventa y nueve... 
En el último momento el Amor se tiró a un rosal de rosas rojas donde nadie se había escondido porque estaba lleno de púas.
- y ¡cien!.
La Locura se dio la vuelta y empezó a buscar a sus compañeros.
- ¡Cruz por la Lealtad!.- La Lealtad, leal como era, no se había movido del lado de la Locura.
- ¡Cruz por la Esperanza!.- La Esperanza se había escondido cerca pensando que quizá no la encontrarían.
- ¡Cruz por la Ignorancia!.- La Ignorancia, despistada salió preguntando 
- ¿A qué estamos jugando?
- ¡Cruz por la gula que está comiendo pasteles!.
- ¡Cruz por la Soberbia!.
La Soberbia salió muy encendida y dijo:
- Me había escondido muy bien, ¿A que me has encontrado de las últimas?, ¡Vamos, con lo bien que me escondo yo!
- ¡Cruz por la Humildad!.
La Humildad se acercó a la Locura y le dijo:
- La verdad es que me has encontrado un montón de bien.
- ¡Cruz por la Pereza!.
La Pereza seguía durmiendo plácidamente a pesar de todo el alboroto que la Locura estaba montando.
La Locura llegó hasta el río de aguas cristalinas, miró al fondo y vio a la Verdad y a la Justicia. Y gritó:
-¡La Justicia y la Verdad están allá abajo!.
La Justicia, que vio que la habían visto, revolvió el fondo para que las aguas se volvieran turbias y no pudieran verlas. Y le dijo a la Verdad:
- Tú quédate aquí que yo saldré por las dos y convenceré a la Locura de que no te ha visto.
Y la Verdad le hizo caso y allí se quedó, y la Justicia salió corriendo detrás de la Locura, y corría más y más hasta estar a punto de alcanzarla cuando de repente se tropezó con una piedra y se cayó. Con la caída se había lastimado una rodilla, pero aun así se levantó y siguió corriendo cojeando, pero cuando llegó la Locura ya había llegado.
Es por eso que la Justicia cojea, pero siempre llega. Y desde entonces a la Verdad no se le ve por ningún lado.
Entonces la Locura se fijó en que la montaña donde se habían ocultado la Pasión y la Lujuria ahora era un volcán.
-¡Qué raro! - se dijo la Locura. Y fue a investigar.
Así que la Locura subió por la ladera del volcán y se asomó al borde del cono. Y allá abajo, en una repisa de piedra Pasión y Lujuria estaban dando rienda suelta a todo lo que representaban. La Locura, avergonzada, dijo mirando para otro lado:
-¡Cruz por la Lujuria y la Pasión que están ahí abajo haciendo cosas feas! - y se fue corriendo dejando a la Lujuria y a la Pasión, quienes no se habían enterado de nada, con sus cosas.
Luego la Locura miró al horizonte y vio nubes de colores en forma de dragones, elefantes, princesas, duendes y castillos. Y pensó la Locura:
- "Esto parece cosa de la Ensoñación, y si la Ensoñación está por aquí la Ternura no tiene que andar lejos".
Y efectivamente, subió hasta las nubes y allí vio a la Ensoñación contándole cuentos a la Ternura y esta mientras tanto hacía nubes con las formas que le relataba la Ensoñación. Y la Locura, viéndolas tan atareadas no quiso molestarlas y escribió en una nube: "¡Cruz por la Ensoñación y la Ternura!." Y se fue.
La Locura ya había descubierto a todo el mundo menos a dos: la Envidia y el Amor (ya que a pesar de lo que decía la Justicia, ella tenía una cierta idea de por donde estaba la Verdad. Los locos están locos, pero no son nada tontos). Ya no sabía dónde buscar y miró al cielo para pedir ayuda. Y con esto vio a la Envidia que estaba en lo alto del pino.
- ¡Cruz por la Envidia!.
La Envidia, envidiosa de que no hubieran encontrado al Amor, se bajó del árbol y dijo:
- Pues el amor está escondido en esas zarzas.
La Locura dio vueltas a la zarza pero no vio al Amor, y es que el Amor es difícil de encontrar a veces.
- Pero busca bien, que está ahí.- dijo la Envidia.
La Locura intentó apartar las zarzas con las manos pero se pinchó
-¡Ay!
Y es que a veces el Amor hace daño sin querer.
- Pero busca bien, que seguro que está ahí. - azuzó la Envidia.
La Locura ya no sabía que hacer y cogió una horca de dos puntas y comenzó a pinchar las zarzas con ella. Finalmente se oyó un grito que dejó a todos helados:
-¡Ahhhhh!. -
El Amor salió de las zarzas con las cuencas de los ojos vacías bañadas en sangre en sangre. La Locura no sabía que hacer, todos le estaban mirando, y sintiéndose culpable por lo que había hecho le prometió al Amor que a partir de ese momento sería su lazarillo.
Y es por eso que dicen que el Amor es ciego y siempre va acompañado por la Locura.


25 de Agosto de 1821: Autonomía de Catamarca

Escudo de Catamarca
AUTONOMIA DE CATAMARCA

Desde el punto de vista de la jurisdicción político-administrativa, la situación de Catamarca experimenta diversos cambios en la primera década de la Revolución. Subintendencia subordinada de Salta primero y tenencia de gobernación, dependiente de Tucumán después; su tranquilidad interior vióse afectada por un pleito hegemónico entre los caudillos de esas provincias: Güemes y Aráoz. Tal condición no dejaba de ser humano para sus hijos, en quienes comenzó a madurar la idea de la autonomía. Una carta de José Pío Cisneros al Gobernador de Córdoba, Juan Bautista Bustos, en abril de 1820, así lo denuncia. Pero de momento no le fue posible sustraerse a las presiones ejercidas por Aráoz, quien comprometió a la provincia en la formación de la República del Tucumán. Pero pronto la influencia de Aráoz declina, lo cual hizo que se robusteciera el proyecto de la Autonomía. La cuestión fue planteada por Eusebio Gregorio Ruzo, en ocasión de la Asamblea Electoral reunida para designar diputado al congreso convocado por Bustos desde Córdoba.
El 25 de Agosto de 1821 se realizo un Cabildo Abierto, con asistencia de 54 ciudadanos, entre los que se encontraban sacerdotes, militares, intelectuales, comerciantes y hacendados con sus autoridades respectivas. El Cabildo Abierto declaró "que el pueblo de Catamarca era tan libre como todos los demás de la establecida Unión del Sud, y que podía, lo mismo que cada uno de ellos, usar sus regalías y derechos, y que, en ejercicio de estas naturales dotes, podía también la unión y dependencia que por medio de sus diputados había contraído con la República de Tucumán".
En la misma sesión se dispuso nombrar Gobernador de la Provincia a D. Nicolás Avellaneda y Tula, y comandante al Coronel Mayor de Punto José Manuel Figueroa Cáceres.



Bombos y guitarras... no te olvidaran José Pío Cecenarro...

A JOSÉ PÍO CECENARRO
(Recitado)

El día que vos te fuiste
No doblaron las campanas
Doblaron los bandoneones
Los bombos y las guitarras.

AL GRAN ANIMADOR
(Zamba)

I
Animador de las fiestas
En las noches y en el día
Con tus cuentos y refranes
Cargados de picardía.

II
Derrochabas alegría
En los bailes y en las farras
Hoy extrañan tu presencia
Los bombos y las guitarras.

(Estribillo)
Yo te brindo en esta zamba
Este pequeño homenaje
Por defender la cultura
Con gran pasión y coraje.

I
Feliz yo me sentía
Que cantes una vez más
Un tango, una milonga
O alguna zamba quizás.

II
José pío Cecenarro
En la memoria estarás
De tu pueblo tan querido
Tu pago de Andalgalá.
OCAMPO, Juan


Andalgalá... es dificil no nombrarte...

ANDALGALÁ, MI PUEBLO

Miro alrededor las galas
De tus tonos, pueblo mío:
El añil estridente verde de tus árboles,
El añil de tu cielo, tan sereno…
Y allá en lontanaza
El azul de tus cerros tan soberbios…
Pero también el alma me cautiva
La armonía de tus sones y silencios.
¡Son tan hermosos tus amaneceres lentos
Cuando los pájaros aturden
En los algorrobos y en los limoneros;
Cuando las acequias y canales
Le cantan su dulce melodía al viento…!
Es tan pleno el promedio de tus días,
Cuando tus hombres y mujeres
El pan se ganan de mil modos diversos.
Y ni hablar de tus atardeceres
Cuando la nostalgia deshilacha
Sus hilos de silencio…
Pero sobre todo me seducen tus noches
Preñadas de misterio
Cuando me llega desde un lugar remoto
De una serenata, el triste eco.
¡Así es Andalgalá!
¡Así es mi pueblo!
¡Tan sonoro su nombre!
¡Tan hermoso su suelo!
¡Tan mágico su aliento!

González, Selva Cristina


Vida... que preciada eres y poco te cuidamos...

AMAR LA VIDA
(reggae)
Letra del autor y música de Fabián Villagra

Cómo no amar la tierra, luz de esperanza,
Razón y futuro de nuestro existir,
Cómo no amarla, si es el porvenir,
La vida misma toda, que nos alcanza.

La redondez grávida que hay en su vientre
Está preñada de bosques y de sabanas,
Donde las venas azules de sus entrañas
Van regando el surco fecundo y caliente.

Estribillo uno:
Ama a tu tierra y no la destruyas,
Ella es tu siembra segura y el cobijo
Que amamantará a todos nuestros hijos,
La sagrada pachamama: Mía y tuya.

Estribillo dos:
Ama a tu tierra, que muere de tristeza
Con los derrames ácidos de las minas
Que envenenan nuestra agua y la contaminan
Por afanes desmedidos de riqueza.

El cuenco azul de sus lagos y los mares
Es fuente donde abreva la libertad
De los sueños del hombre en hermandad,
Que no los mate el petróleo en sus derrames.

No dispares a la fauna que se acaba
Ni envenenes el aire que es el aliento
Fecundador de las flores, hacho viento
Que en los pentagramas del mimbre cantaba.

CECENARRO, Roberto Arnaldo

Alfarero... dame a beber de la magia de tu cántaro...

¡NO TE VAYAS ALFARERO!

Alfarero,
Dame a beber de la magia
De tu cántaro pequeño
Donde guardas el elíxir
De tus sueños.
Donde dormita la alondra
De tus manos prodigiosas
Y el hilado de leyendas
Misteriosas.
Alfarero,
Forma un puco con tus dedos
Como un cáliz de silencio,
Donde afloren los latidos
De los tiempos…
Vuelve la illapa trepando
Entre tus cacharros nuevos,
Desde el fondo de tus barros,
Alfarero.
Danza un romance en tus hornos,
Entre la arcilla y el fuego
Él la seduce y transforma
Con su aliento…

¡Alfarero,
No te vayas,
Que un puente ya está tendido
Entre tu signo y mi tiempo,
Entre tu acento y el mío…
Los duendes que dormitaban
En el huaco de los leños
Desde ahora están despiertos
Para soplar las cenizas
Y encender romances nuevos,
Entre tu huella y mi aliento,
Entre mi arcilla y tu fuego!
¡Ayúdame a levantar
Un altar a mis ancestros
Donde ponga los recuerdos
La cruz de los cuatros vientos!
¡No te vayas alfarero!

CABRERA, Eva Inés













domingo, 21 de agosto de 2011




En los proximos días se realizarán más publicaciones del vieje de los chicos a Buenos Aires...




Noticias Culturales

Viaje a TECNÓPOLIS, Buenos Aires

El pasado día martes 16 de Agosto, un grupo de alumnos del interior de Catamarca, de Tinogasta, Belén, Recreo, Capayán, Andalgalá, Pomán, Fray Mamerto Esquiú, y de San Fernando del Valle de Catamarca, estuvieron viajando a la Ciudad Capital de Buenos Aires, cuyo objetivo era conocer y visitar la muestra tecnológica y científica, TECNÓPOLIS.
Cabe destacar que, este viaje fue un proyecto de la nación, quienes corrian con todos los gastos de los alumnos (Transporte en avión, comida, alojamiento, etc.).
Los chicos pudieron disfrutar de dias que seguramente no olvidaran por muchos años, "fue una experiencia única", dijeron los mismos. Viajó un grupo de 65 chicos y chicas, más los profesores de la Capital de Catamarca.
Regresaron el día viernes a la tarde, posterior viaje a sus respectivos departamentos.
Algo muy importante por resaltar es el intercambio de formas de vida que hay en cada departamento, las costumbres, las tradiciones, etc., además del aprendizaje que recibieron en la feria. Ahora les toca transmitir toda la experiencia vivida a su comunidad.

A continuación se muestran algunas fotos del viaje...