sábado, 24 de septiembre de 2011

¡Feliz Primavera...!

Les deseamos que tengan un hermoso comienzo de esta nueva estación, que nos traiga buenas novedades y esperanzas, y que nuestros sueños se realizen...

"Los hombres son tan simples y unidos a la necesidad, que siempre el que quiera engañar encontrará a quien le permita ser engañado·" - Maquiavelo
"Recuerda que el hombre permanece en el rincón de la oscuridad por temor a que la luz de la verdad le deje ver cosas que derrumbarían sus conjeturas". - JJ Benitez
"Un sabío dijo, si te enamoras de dos personas, quedate con la segunda, porque si en verdad estarias enamorado de la primera no te hubieras enamorado de la segunda".



Imagenes para ir viviendo la  Primavera 2011...
























Libros con tinta andalgalense...

“DIOS, EL HOMBRE
Y SATANÁS”

Con este brevísimo bosquejo del origen de Dios y sus cielos, de Satanás y sus infiernos, del Hombre (la oveja descarriada de la Biblia) y su mundo; quizás podamos, bajo la luz del espíritu, analizar o rever algunos conceptos, que como niños obedientes al consejo de nuestros mayores, los aceptamos hace tiempo, sin preocuparnos mayormente, si eran verdaderos o falsos y viven hoy en nuestro mundo interior, manifestando nuestro sentimiento religioso envuelto en vanidad. Lo formal, lo ritual, lo protocolar, no nos permitió jamás vibrar en los cielos del Padre; al contrario, nos hacen “semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, más por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia” Mt.23:27.
Escrito por Amado Hezze.

Año IX, Siglo I, Milenio III.
A.I.F.A.
ASOCIACIÓN INDIGENISTA Y FOLKLÓRICA ANDALGALÁ
Ediciones Artesanales


AMADO HEZZE
Nació en la ciudad de Buenos Aires, el 24 de diciembre de 1942. Su padre Amado Salim Hezze, llegó a estas tierras desde Yabrud, Siria, huyendo de la guerra y de la pobreza. Su madre, Filomena de Jesús Zárate, oriunda de Aconquija. Entre ambos formaron y educaron al autor, la que se cumplimentaría en la Esc. Samuel Lafone Quevedo y en la Esc. Normal de Andalgalá, hasta egresar como Maestro Normal Nacional. Desde su juventud y hasta el presente transita por las actividades más dispares: agricultor, maestro de escuela, Jefe del Registro del Automotor, granjero, comerciante, empleado, autodidacta, ermitaño, alquimista. Dedicado desde el año 1985 a investigar las causas que originan las enfermedades terminales y el dolor humano, desde el punto de vista espiritual y psicológico y como consecuencia, en el año 2000 comienza su investigación sobre enfermedades oncológicas y auto inmunes.
Conocedor de los secretos más íntimos de la Pachamama, en estos textos nos brinda viejos escritos acerca de Dios, el Hombre y Satanás

Juegos para pensar y recordar...

La Ronda del Quiquiricón:

Se forma una rueda de niñas, tomadas de las manos. Dos de las niñas dirigen el juego, la primera dice a una del juego:
_Comadrita, comadrita.
Aquella le contesta:
_¿Qué quiere comadrita?
La primera prosigue:
_Anoche llegó mi rico marido.
La segunda pregunta le pregunta:
_¿Qué le ha traído?
_Un cinto y un cintón.
_¿Para qué?
_Para jugar el Quiquirincón.
Luego todas las niñas, tomadas de la mano, saltan y bailan cantando:
_Para bailar en Quiquirincón, etc.


Canta Gallo:

Es un juego infantil en el que varios niños van contestando las sucesivas preguntas. El juego se desarrolla de la siguiente manera:
El primer niño dice:
_Canta gallo.
El otro niño contesta:
_No puedo cantar.
Y continúa el juego, hasta terminar:
_Me ha quebrado la pata la vieja bruja.
_Qué de la vieja bruja.
_Se ha ido a traer agua.
_Qué del agua.
_La han bebido los toros.
_Qué de los toros.
_Se han ido a arar.
_Qué de lo arado.
_Lo han escarbado las gallinas.
_Qué de las gallinas.
_Se han ido a poner huevos.
_Qué de los huevos.

_Los ha comido el cura.
_Se ha ido a decir misa.
_Qué de la misa.
_Se ha hecho ceniza.
_Qué de la ceniza.
_La han llevado los angelitos.
Y termina diciendo el último niño:
_Para el cielo.





Pimpín Sarabín:

Se juega sentado en rueda de chicos y chicas, que se ponen estirando las piernas de manera que el que le toca hacer jugar comienza diciendo y tocando la pierna de cada uno:
_Pimpín Sarabín, cuchillito de marfil, manda el agua redonda que esconda este pie.
El niño tocado tiene que encoger el pie y esconderlo, diciendo:
_Tras de la puerta de San Miguel.
Continúa el juego:
_Mariquita, la fonda, manda que rasque y esconda.
El tocado tiene que rascar y esconder el pie. Y así continúa con los versitos y la mímica correspondiente, hasta terminar. El que queda al último sin esconder, le corresponde hacer jugar de nuevo, y así sucesivamente.

Juegos con historia...

                 La Paja Escondida

Lo juegan grandes como chicos. Consiste en esconder una prenda, que nadie de los intervinientes en el juego vea donde se escondió. Y una vez realizado esto, se dice: “¡Ya está!”
Después, todos comienzan la búsqueda del objeto escondido. El que ha escondido la prenda le dice a los que buscan:
“¡Frio, frio!” si está lejos.
 “¡Caliente!” si se acerca más a la prenda.
 “¡Calentito!” si alguno está muy cerca de la prenda.
 “¡Se quema, se quema!” si está casi encima del objeto.
El que lo encuentra tiene derecho a esconder de nuevo la prenda y así se continúa jugando.


Nuevos aromas, nuevos perfumes que se fusionan para alegrarnos y llenarnos de emociones...

PRIMAVERA

Los dias nacen distintos
La fragancia y el brillo
De las tiernas mañanas,
Los jazmines, las mariposas,
El agua, la juventud vierten
El ritmo y la alegria de la primavera.
El amor está presente
En cada una de los corazones,
De los niños, los jovenes,
Los mayores y de todos por igual.
Porque es la primavera de todos,
De las flores, del campo,
De los corazones, del romantisismo
Y hasta de la melancolía que
Aun no se siente abandonada
De esta estación más
Dulce y tierna del año
Quién no rie,
Quién no canta
Por eso es que deseo que no
Termine, quiero tenerla
Para siempre en mi corazón.

Gordillo, César Nicolas


Primavera, cuantos momentos nos regalas...



No hay piedad
En esta primavera;
La soledad de este domingo
Sube por la nostalgia
Y este día
Extraño estar contigo…
Melancólica
La vida se queda
En los restos de esta tarde
Donde hacia vos
Se me vuela el alma…
URETTI, Laura Beatriz


Volver a ser adolescente, volver a revivir aquellos momentos con los amigos...

ODA A LA ADOLESCENCIA
A los jóvenes de ayer y de hoy que surcaron mi vida profecional.

Alas de libertad con infinito vuelo
Su estatura de vida mide el cielo
Por torrentes de canto en nacimiento.
Vivir soñando rosa, aún despierto
Con el beso en la voz siempre latiendo
Y locos casacabeles en el pecho.
Ser gaviota o flor de durazneros,
Rios de oro o lluvia de febrero,
Estado natural, estado tierno.
La vertical hondura dexeses tiempo
Baña en cascadas los trigales nuevos
Y es rubio el sol que aflora de su aliento.
Va y viene, con música se eleva,
Sabe que en la amistad no hay fronteras
Y en un suspiro el corazón entrega.
Con tinta de cristal sobre papel violeta
Derrama manantiales de frescura
Y en carrusel de seda viaja hacia la luna.
Me he mirado en su espejo y así pude
Regresar al espacio incandescente
De volver a sentirme adolescente.
NIETO, Julia Teresita

Cielo... nos das tantos dibujos formados por tus nubes...

VERSOS CON CIELO

Como escrutando un silencio de milenios
Por todos los confines se despliega el cielo
Y en el péndulo cansado de los tiempos,
Va dejando su voz el pensamiento
Y todos los latidos laten juntos
En el profundo existir de su silendio.

Azuladas volutas de azul inquieto
Se agazapan en el seno de la nube fugaz,
Y en la ruta desconocida del cielo,
Como si una mano intangible empujara,
Los vapores se forman y se extinguen
En la exacta identidada de la bóveda celeste.

¡Cuánto cielo, Dios mío!
¡Qué incierto destino azul!
¡Cuantos gigantes bailoteando
En el centro de su multiforme forma!
¡Cómo se filtra el sol del ocaso!
¡Es como un intruso que empapa en sangre!

Celeste por aquí; verdoso por allá,
Casi blanco en algún horizonte…
¡Cuánto cielo, Dios mío!
…y la nube plomiza que curza,
Enceguecida y sensual, el claro
Confin del infinito. ¡Cuánto cielo!

Sentado en un rincón de mi existencia,
Me extasío en la contemplación
Y solamente puedo decir:
“¡Pobres aquellos que tienen un cielo prestado!”,
Mientreas allá arriba y sin temores
La voluptuosa nube aún juguetea.

En esta siesta de cielo yo quisiera
Detener todo el rumor y apagar el susurro,
En la escala de los vientos, para escuchar
Solamente un concierto de almas al acecho,
Podría hundirme en el silencio
Insondable de la altura, con los astros apagados.

El cielo alú -¡Oh, Dios mío!- inalcanzable!
Ya no quiero penetrar el mundo de la idea,
Y con una fuerza superior a la del viento,
Voy a sacudirme libremente al compás de mi latir.
Quisiera quedarme para siempre entre las nubes
Desde hoy y hasta los umbrales de la muerte.

¿Acaso para estar más cerca de Dios?

BIZE GUERRA, Carlos Adolfo



sábado, 17 de septiembre de 2011

Soldado de la Patria, héroes que no olvidaremos, porque dejaron sus marcas en el mar...

A MI HIJO SOLDADO

Carlitos: Hoy te escribo esta carta
Para hacerte llegar mis sentimientos
Sobre lo que estás viviendo ahora.
No sé que decirte,
Sólo que te extraño y siento
Que estás muy lejos.
Y, esta pena grande que me ahoga.
No saber como estás,
Distante del hogar, de los afectos.
Pienso: ¿Cómo estará mi hijo?
¿Será feliz? Sentirá frio.
Terribles momentos en que quisiera
Correr hasta tu lado,
Con este vacío tan grande aquí en mi pecho.
Más, luego pienso:
Mi hijo es un soldado.
Ya no es el niño que reís
Y jugaba con sus hermanos.
Sé que extrañarás la casa
Tu ciudad, los amigos que quedaron.
Pero, al tomar conciencia de lo que eres,
Gozarás la alegría de ser soldado
De esta bendita tierra.
Dale gracias a Dios pensando
Cuántos jóvenes como tú
Habrán soñado el uniforme y no pudieron.

PELEGRINA de MAZZUCCO, Eloísa María


Libros con tinta andalgalense...

MARISCANDO POR
EL RÍO BERMEJO
(2.500 Km de recorrido)
Sólo quedará en el tiempo, la añoranza y el recuerdo de lo vivido, con la satisfacción que sirva a los jóvenes de corazón y espíritu, para inspirarles amor por la naturaleza y la aventura. así como también demostrar que nuestros fracasos nos indican el camino y la experiencia para llegar a triunfar.
Escrito por el Dr. Diez Manuel Alfredo.

Año XI, Siglo I, Milenio III.
A.I.F.A.
ASOCIACIÓN INDIGENISTA Y FOLKLÓRICA ANDALGALÁ
Y CÍRCULO LITERARIO
Ediciones Artesanales



Dr. Manuel Alfredo Diez
El Dr. Manuel Alfredo Diez, médico cirujano, oriundo de la Provincia de Córdoba, Argentino, de 53 años, vive actualmente en un pintoresco pueblo del interior de Catamarca, al pié del Aconquija, llamado Andalgalá. Además de practicar su noble profesión, es un amante de la naturaleza y la aventura, habiendo recorrido toda su patria, de norte a sur y de este a oeste.
Se lanzó en esta expedición, con el espíritu del aventurero que busca permanentemente contactarse con Natura y dejar plasmado en este pequeño volumen, un sinnúmero de experiencias y anécdotas que el lector irá descubriendo en cada página.
Acompañado de dos amigos, Urbano Cardozo y Waldo Flores, protagonizaron 30 largos y duros días de supervivencia y peligros, a través de la selva chaco-formoseña, en 2.500 Km. de recorrido, conviviendo con distintas tribus aborígenes.
Esta obra significa un premio, a todo el esfuerzo realizado por nuestro aventurero, que en su infatigable espíritu, va descubriendo a fondo, al hombre, como género humano en sus costumbres, en sus virtudes y debilidades, sin tener en cuenta rangos sociales ni banderías políticas, así como también, los indescriptibles paisajes de nuestra hermosa tierra, los que describe poéticamente, con un sensible espíritu romántico, alimentado por la profesión de médico que le otorga un cierto toque de humanidad para el tratamiento de las cosas que nos regala la naturaleza-madre, en la que el hombre que cura y sana el autor, es parte ineludiblemente maravillosa.