jueves, 19 de enero de 2012

Siempre gocé con la sonfonia de tus pasos...

TUS PASOS

Siempre gocé con la música
Con la sinfonia de tus pasos
Eran rumor de cascadas
Y piares de alborada
Era la canción del regreso
Y el vuelo tibio de un vals
Una torpeza, una ofensa
A tu orgullo varonil
Y a tu estampa.
Tus pasos
Que se acercaban
A devolverme la infamia
Era un choque de acero y piedra
Y sus chispas encendiendo
El pasto seco de mi alma
Fue estampida bravia
Furiosos corceles
Quemando la arena
Y el calor
De la arena quemada
Y el calor
De la arena quemada
Subió por mis venas
Como rio de lava
Cada vez más fuertes
Como truenos que ortaban
La quietud de la tarde
La tarde de la campana
Solo yo padecí
La tormenta desatada
Cayo un granizo de hiel
Sobre mis tontas espaldas
Hiciste un látigo con tu silencio
Y aun sangran mis llagas.
Más fuertes fueron
Los pasos que se iban y se van
Más allá de mi vista
Más allá de mi pena
Más allá de mi vida.
Mucho más fuerte tronaban
Cuanto mas de mí
Se alejaban
Para nunca volver a oir
Tus pasos
Esos pasos
Que tanto amaba…

PEREA DORADO, María del Valle