miércoles, 29 de febrero de 2012

Nuestros lectores...

Para andalgalaenversos.blogspot.com


“Historias de la Casa Grande” de Carlos Bize Guerra es un compilado de vivencias escritas en verso para lograr la absoluta solemnidad de los momentos relatados. Se trata de la cotidianeidad de una familia andalgalense a fines de los 60 hasta mediados de los 60. Leyendo los textos pueden encontrase notables similitudes con el estilo de Juan Ramón Jiménez, Rubén Darío, Juana de Ibarbourou y otros autores de expresión bucólica.
El libro se encuentra en proceso de edición y los actores de Ediciones Conando calculan que podría estar listo para su presentación, a fines del mes de abril.


"El Burrito en la Luna" de "Historias de la Casa Grande" - C. Bize Guerra/2010 Sentado en el regazo de la abuela escuchaba las historias de la Virgen y el Niño retratadas en la luna... "Un rayo luminoso llegó a la tierra y se llevó muy lejos muy lejos muy lejos a la Madre con el Hijo para salvarlos de Herodes rey..." contaba la abuela con voz de rezo. Y la luna llena, sola, blanca, en el cielo infinito mostrando claramente el garabato del cráter hecho estampita. En el ocaso de mi vida,
cada vez que hay luna llena en el cielo límpido y sereno, aún creo escuchar la voz de la abuela que con voz de oración me dice: "El burrito también está, y San José..." para volver a embelesarme de amor y de nostalgia por aquellos que se han ido seguramente transportados por la magia llena de la luna.




“JAZMÍN" de HISTORIAS DE LA CASA GRANDE" DE C. Bize Guerra/10 Hundidas en la tierra, sus raíces sorben la savia intacta del cantero que después será blanco y perfumado delirio. Seis generaciones han pasado ya. Seis. Todas cobijadas por los brazos vegetales ...del jazmín de la casa grande. Por la mañana me deslumbro. Una alfombra de nieve se mueve al capricho de la brisa inquieta.
¡El jazmín de la casa grande! ¡Cuántos recuerdos anudados en la emoción incontenible! La abuela, las tías, nosotros haciendo los deberes y la fragancia inmaculada que se fusiona
con los azahares del limonero... Sorben la savia intacta, los momentos convertidos en arcanos, y la nieve alfombrada se amontona en un rincón del patio, al capricho empecinado del viento de abril. Hundido en la turba su raíz sorben sus pelos, los jugos nutricios de todos mis ancestros ahí presentes cada día. En las tardes calmas y serenas, y en las otras, deja caer su blanca lluvia de aromas, recuerdos y nostalgias en la sombra indescifrable del patio. Cuando despierto en la mañana vuelvo a deslumbrarme porque todo brilla en la blancura estrellada del jardín que hundida su raíz sorbe la savia intacta del tiempo y de la sangre nuestra, henchida de pasado, y esplendores, acaso ya perdidos...

“La Cuna” de “Historias de la Casa Grande”, C. Bize Guerra, 2010

Hacia un lado, hacia el otro.
El arrullo presente como un suspiro.
Como un pensamiento.
Mi madre extasiada
en el desorden de pañales,
humores y mohines.
Acuna cuna acuna…
arrulla, arrullo arrulla.

Ha nacido el ángel de dorados rizos
con los ojos aquietados
por la duermevela uteral.

Agosto comenzaba
y mi madre, casta y dulce
arrulla suavemente el envoltorio.
Ha nacido el hermanito
y la cuna acuna y acuna
hacia un lado, hacia el otro
y el niño que comienza a berrear…

No hay comentarios: