martes, 6 de marzo de 2012

Cuentos y algo mas...

LA MUJER VESTIDA DE BLANCO

El señor Dante Agüero, chofer de la combi que hace el recorrido por el distrito de Villa Vil,
contó que en uno de sus viajes, cuando extrañamente venia solo, por la noche,
vio a una señorita vestida toda de blanco que venía caminando por la calle a la altura de la finca de Don Isidro Flores,
la que está ubicada en la parte sur de la localidad.
La joven, de atrás era toda una dama.
Su cabello era corto, bien peinado; su figura delgada, alta elegante y de muy buena presencia.
Dante dudaba pero al fin se animó y le preguntó si quería que la acercara al pueblo.
La muchacha no respondió y cuando él trató de alumbrarla no le pudo ver su cara porque iba ocultándola,
eso fue lo que más lo intrigó.
¿Quién es esta señorita? ¿Será de la zona? ¿Qué le pasa que no contesta? ¿Por qué oculta su cara? ¿Qué hace caminando sola a la noche?
Es muy raro, pensó el hombre.
El señor Agüero comenzó a sentir miedo. Decidió abandonar lo más rápido posible el lugar, apretó el acelerador y levantando mucha tierra se fue.
Aunque por el espejo trató de verla nuevamente pero no pudo: La tierra la tapaba.
Cuando regresaba, ahora con pasajeros, la volvió a ver deambulando, frente a la Posta Sanitaria.
Todos se asustaron y gritaron cuando el chofer paró el vehículo. Pero, don Dante, quiso repetir el ofrecimiento.
No había pasado un segundo, el hombre miró buscándola pero la señorita había desaparecido.
Hasta ahora ni él ni sus pasajeros saben quién es o qué era.

Chicos de Villa Vil