sábado, 14 de abril de 2012

Lo veo tan pequeño... aquí entre mis brazos...


MI NIETO

Ha llegado el niño
Tan esperado.
Brillan más las estrellas
Allá en lo alto.

Es tan grande mi dicha,
Mi gozo tanto,
Mi carazón desborda
De atanto amarlo.

Lo veo tan pequeño
Aquí en mis brazos,
Es como una ternura
En mi regazo.

En esta nueva etapa,
A mi vida trajo
Esperanzas y sueños,
¡Como un milagro!

Me hizo abuela este niño,
¡Dios sea loado!
Gracias Señor te doy
Por el regalo.

PELEGRINA de MAZZUCCO, Eloísa María