jueves, 10 de mayo de 2012

Nació al pie de la montaña...


FRAY MAMERTO ESQUIU

Nació al pie de la montaña
Agreste, desolada,
Este hijo ilustre
De la bella Catamarca.
La más hermosa estrella brilló
Aquella noche larga
Y luz de santidad
Iluminó la humilde casa.
Como el pobre de Asís
Vistió hunilde sayal.
Y fueron su eterna compañía,
La cruz y la humildad.
Sacerdote y obispo
Fue lámpara ardiente
De amor y caridad.
Brotaban de sus manos los milagros
Milagros de bondad.
Bebió de las fuentes
De la sabiduría y de la ciencia
Como en un manatial.
Y, en amor a los pobres
Y a su patri
Ofreció aquel caudal.
“Obedeced señores,
Obedeced”, decía,
“Sin sumisión no hay ley
Sin ley no hay libertad”
Fueron sabias palabras
De este santo glorioso,
De este santo argentino
Misionero de la paz.

PELEGRINA de MAZZUCCO, Eloísa María

No hay comentarios: