viernes, 11 de mayo de 2012

Tuvo en su piel otra ajena...


PASION Y MENTIRA I

Huyendo en lo prohibido
Pobre campesina apasionada
Corrió por arenas y jarillas
Con un diablo en sus entrañas.
No era lo suyo una belleza
Ni vivió noches apasionadas
Fue martir de las mentiras
Y su vientre, una salamanca.
Tuvo en su piel otra ajena
Nunca una escena apasionada
Largas sesiones de lagrimas
Y una herencia de las ánimas.
Pobre campesina despechada
Mil arrugas en su frente apasionada
Pobre mujer del vestido satanico
Su prision carnal se deshizo en llamas.
PEREA DORADO, María del Valle

1 comentario:

Mariana Albornoz dijo...

hermoso!