viernes, 29 de junio de 2012

El Escritor... Prov. de Tucumán


María Gabriela de Boeck, de la Provincia de Tucumán. Docente.

EL ESCRITOR

El escritor un día se sentó dispuesto a empezar a escribir su obra magna. Tenía tanto que decir que no sabía por dónde empezar. En su mente todas las palabras del universo se daban cabida. Por suerte o por mérito propio, disponía de tantas que podía darse el lujo de elegirlas. Quiso escoger las más sublimes, las más sabias, las definitivas.
Se introdujo en un mar de abundancia. Intentó tomar algunas, las indicadas, sólo para empezar. Ya casi las tenía pero se le escabulleron de las manos, como peces de gelatina. Algo molesto, quiso atraparlas y comenzó a seguirlas, cada vez más presuroso. Pronto estaba a su caza, persiguiéndolas, empecinado, pero ellas eran más rápidas y ágiles. Fue inútil todo esfuerzo.
Cuando se sentó, con la cabeza entre las manos, rendido, exhausto y confuso, ellas lo rodearon y tomándolo desprevenido, lo apresaron. Entonces aparecieron las palabras superiores; que con gesto adusto reprimieron y condenaron su atrevimiento.
Finalmente fue sentenciado: El silencio o la vida.