jueves, 5 de julio de 2012

Andalgalá... Donde juegan las bellas nereidas...


ANDALGALÁ TIERRA DE LABRADORES

“… Había plantado el señor Dios desde el principio un jardín delicioso (…) tomo pues el señor Dios el hombre y púsole en el paraíso para que cultivase…”
Génesis - Cap. II

En Andalgalá
el sol brilla  en los cerros
donde juegan las bellas nereidas
y da luz a los hombres de maíz
que trabajan en la limpia cara
de la madre tierra
que aun llora la hecatombe
que padecieron sus hijos
que un día forjaron un imperio
con sangre y sudor
entregándole su corazón
al Dios Inti.

El cielo guarda
los secretos envueltos
en la ingrávida soledad
y los tres puntos sagrados
lo protegerán

Nacen y nacerán
sueños de luz verde
de verde esperanza
que no serán  tapados
por las siete trompetas
del fantasma del temor

El agua corre
por los ríos de Andalgalá
dando vida a las parcelas
para que nazcan frutos sagrados
alimentos de toda creación
que ningún hampa tendrá que tocar
y ningún cataclismo
apagara la vida
de esta damisela
llamada Andalgalá

Yo seré aquel centinela
que beberá el agua
de las vasijas de barro
para purificar mi alma
de carbúnculo  fugaz
y alzando mi voz gritare
TU ERES MI ANDALGALÁ
TIERRA DE LABRADORES.
ALVAREZ, Luís Daniel