domingo, 29 de julio de 2012

Dulce tarea, es contemplarte... Rodocrosita...


RODOCROSITA

Dulce tarea, es contemplarte
La belleza natural, que hay en los cerros
La tristeza del sol, que se mezcla con el viento
Y el ruido de las ramas, desafiándole al tiempo.

La belleza natural, sale a la luz del silencio
Para mostrarse orgullosa, lo que su corazón encierra
Hay razones precisas, que le deparo la tierra
Que brillan con la luz propia, como brillan las estrellas.

De ti, estoy ablando, manto de color rosa
Que confunde tus colores, con las alas de mariposas
Porque desde allí, de donde habitas
Se vislumbren con el sol, las piedras rodocrositas.

Sos la esperanza de aquellos
Que, que admiran tu terciopelo
Porque llevas en tu cuerpo, como si fueran vuelos
Las puntillas que luces con ese vestido nuevo.

En las manos del artesano, el amor codiciado
Te miran con los otros ojos, como si fueran sagrados
Porque saborean con tus manos, tu cuerpo que va tallando
Diseñando figuras nuevas, que ni él las había pensados.

Sos inspiración de tantas manos, que ya se hizo cotidiano
Ver la rodocrosita, su cuerpo moldeando
Ya no son manos desnudas, ni tampoco manos vacías
Es que el amor las llena, con su propia maravilla.

La rodocrosita te llaman, piedra llena de vida
Luces colores auténticos, en tus labios fluorescentes
Y en tus venas corre sangre, sangre, de este fuerte
Porque sos la más hermosa perla, mi perla del oeste.
María Angélica Mirabal

No hay comentarios: