jueves, 2 de agosto de 2012

Pequeños escritores andalgalenses...

LA GOMA AMARILLA

Hubo una vez una goma que cayó en un largo sueño. Unos años después, un niño llamado Manuel la compró, la llevó a la escuela. A todos les gustaba la goma de Manuel porque era especial: Tenía un color amarillo muy oscuro y era la única de ese color.
Un día se despertó y se enojó. Entonces, le gritó a Manuel:
_¡Deja de usarme!
El niño se asustó al oírla hablar. Corrió a su casa, y cuando llegó, le contó a su mamá pero ella junto a otro útiles. La goma lo consoló:
_¡No te asustes! ¡No te haré daño! Pronto volveré a mi sueño, pero antes prométeme que me vas a cuidar.
El niño respondió:
_¡Si! Te voy a cuidar y guardaré este secreto para siempre.

Priscila Dina Bazán – Escuela de La Aguada