jueves, 16 de agosto de 2012

Pequeños escritores andalgalenses...


EL AVISPÓN SALVA A SU MEJOR AMIGO

Hace un tiempo, en la planta de lima, vivía un grupo de bichitos que necesitaban conseguir cien zapatos que calzaría el ciempiés Pepito para ir a la fiesta de cumpleaños de la chinche verde.
Antes de la fiesta, el ciempiés estaba muy triste y preocupado porque no tenía qué ponerse en sus pies. Entonces, el avispón, que era su mejor amigo, lo escuchó llorar a Pepito y voló a avisarles a todos los vecinos. Los amigos y el avispón se reunieron para buscar una solución.
Al fin resolvieron fabricar zapatos con semillas de girasol y entregárselos envueltos en una hoja de acelga. El ciempiés estaba feliz. Agradeció la ayuda, se puso los zapatos, acomodó sus antenas y fueron todos a la fiesta. La pasaron súper y se sacaron muchas fotos.

Alumnos de la Escuela de Distrito Huachaschi