jueves, 2 de agosto de 2012

Una foto del pasado...


LAS ZAPATILLAS

Ale invitó a Laura a tomar el té en su casa, y a la media hora ella estuvo golpeando la puerta, y al abrir las puertas encontró a su amiga agazapada con su vestido marrón haciendo de tronco en la copa verde que era su remera y la luz del sol escondiéndose en una tarde de enero le iluminaba su cabello y su piel… Luego los dos entraron.
Una vez que sirvió el té Ale trajo una foto, le entregó a Laura y ella posó su mirada detenidamente en la foto.
Ella observó en la foto la forma desprejuiciada de combinar las remeras una sobre otras con diferentes colores, unas zapatillas de tela deshilachadas y por la textura del cuerpo pensó que se trataba de una muchacha ente quince y dieciséis años y también observó que al lado de esa muchacha había un muchacho de la misma edad con sus zapatillas de tela, los cordones desatados, con un pantalón cortado, desmechado cerca de la rodillera; una remera negra media desteñida con un cigarro en la mano.
Luego de un silencio, Ale le preguntó:
_ ¿Te acuerdas de esa foto?
_No – dijo ella
_¿En serio que no te acuerdas? – Volvió a preguntar asombrado.
_En serio
_Eran unos adolescentes tan bellos y rebeldes como nosotros los éramos.
Ella no dijo nada porque no entendía nada.
_Ellos estaban enamorados hasta que un día los padres los separaron y nunca más volvieron a encontrarse; cada uno se volvió adulto, tomaron diferentes rumbos pero quedó este recuerdo.
Al rato, ella mojó sus mejillas con lágrimas y le dijo:
_Que bella y triste que fue nuestra adolescencia.
_Si lo único que me quedó fueron las zapatillas y esta foto – rió y luego, agregó – Te regalo esta foto para que te quedes con ese recuerdo.
Ella recibió en sus manos el papel testigo de su adolescencia, lo apoyó en su pecho y luego de que terminaran el té se fueron a caminar.
ALVAREZ, Luís Daniel

No hay comentarios: