domingo, 26 de agosto de 2012

Una mañana de invierno... Te asomaste a la vida...


Ramón Héctor “Vity” Luna, de la Prov.de Catamarca, Dpto. Belén.

NIÑA DE LA VIDA

La vida siempre comienza
Ente llantos y alegrías
Es principio de un camino
Que se transita con prisa.

Una mañana de invierno
Te asomaste a la vida,
Con tu carita morena
Plena de luz y alegría.

Llenaste de sol la casa,
Con tus locas travesuras
Ya se asomaba la niña,
Toda gracia y hermosura.

Y comenzó tu camino
Que te llevaba sin pausa,
A lejanos horizontes
Donde la luna asomaba.

Latía tu corazón
Con la fuerza de un torrente,
Ibas tras de un ideal
Que estaba claro en tu mente.

Levantabas la mirada
A la inmensa lontananza
Mientras el cuerpo era mimbre,
Que balanceaba la danza
El amor iluminaba
Con luz propia tus ojazos,
Y atravesaba barreras
Para hacerse mil abrazos.

Pero detrás de un recodo
El camino se termina,
Se cruza con un atajo
Por el que escapaba la vida.

Otra vez como al principio,
Rompe el silencio un llanto
Que nubla nuestras miradas
De dolor y desencanto.

Ya no habrá más travesuras,
Tampoco estará tu risa,
Pero el recuerdo querido
Iluminará los días,
Porque dejaste tu sello
En la lucha sin medida
Por alcanzar las estrellas
Dulce niña de la vida.

No hay comentarios: