sábado, 1 de septiembre de 2012

Es silente mi andar...


UN MÁGICO MOMENTO

Agudos álamos bordeaban el sendero
De arena blanca y yuyales prietos.
Los pájaros ansiosos desgranan
Sus silbos saludando
El despertar del pueblo..
El límpido el aire mañanero
Perfumado y fresco.
Mis ojos contemplan extasiados
La nívea cima del cerro
Allá, a lo lejos..
Es silente mi andar
Por el blanco sendero,
Y es profunda, muy profunda
La conmoción por dentro…
Nada puede igualar la magia
De belleza absoluta del momento.
Es perfecta la armonía
Entre mi alma y todo el universo.
González, Selva Cristina