sábado, 15 de septiembre de 2012

Estoy empezando a florecer...


Matias Noya, de la Provincia de Buenos Aires.

VERDE

Estoy empezando a florecer
mientras todo se pudre alrededor.
Mi fantasma me da la mano
se acuesta a mi lado
pronuncia tu nombre despacio.
Alguien, cerca, corta el pasto
y entra por la ventana
el olor a grasa quemada de la máquina
y el olor a jugo verde derramado.
Hay poca luz, muchas nubes;
apenas un viento leve
infla las cortinas marrones.
Sigo reverdeciendo.
No importan las hormigas
tratando de forjarse un espacio
en la tierra;
no importan los amagues
de la lluvia
ni que todo se pudra alrededor.
Acá estoy como me dejaste:
húmedo como un jardín en verano
verde como las flores de Anquincila
rojo como una mordida
en la boca.