sábado, 29 de septiembre de 2012

... las huellas de mi andar...

NUBES

En su andar
regaba con la lluvia
de estrellas liquidas
las huellas de mi andar
en las arenas de pensamiento
desolado como el desierto
y acompañado por la lluvia
que regó mi existencia
y por eso todavía piso en la tierra
y paso sobre ella
acarreando mi vida
como las nubes
y silencioso pienso en lo que pienso
bajo los húmedos astros
que transforman
lo que se creía que no se transformaba
en realidad
y siento que en su luz soy leña
que va envejeciendo
mientras el saurio se consume
y cobijo en mi cabeza
como mis ojos al viento enardecido
al niño de mis ruinas
iluminada por luciérnagas
que enchastran su piel
con el barro luminoso
y llena mi cabeza con música
con la música del viento
( que canta lo que el hombre no canta)
que dibujo las nubes
después de acariciar los jardines
de los coyuyos de diciembre
y llena mis ojos
de paisajes meditabundos
como los árboles secos en la cañada

Y como el gotero vació
el tiempo de la clepsidra
se detuvo
sin detenerse
y de hebra en hebra
mis manos de lana
se convirtieron en piedra
y plantaron semillas
para hundir al hambre
en las cumbres pedregosas
del abismo nihilista
que fundió sin fundirlo
y mi sombra sonámbula
tocaban las campanas
para ahuyentar la brutalidad
que los dioses mandan
y las puñaladas de la vida
y festejar con ganas
la compañía
de esa rosa solitaria
que con ademanes curan
las nostalgias.
ALVAREZ, Luís Daniel

No hay comentarios: