sábado, 22 de septiembre de 2012

Pero me cautiva mi amado jazmín...


MI BELLO JAZMÍN

En las noches de embrujo de cálido estío
Sola, me refugio en ti, mi jardín,
En donde me envuelve el perfume
De todas las plantas…

Pero me cautiva mi amado jazmín,
Me embriaga el perfume de las madreselvas,
Las rosas se agitan, de envidia tal vez…
Luciérnagas brillan sobre los claveles
Pero me alucina mi blanco jazmín.

La más suave brisa agita sus ramas,
Contenta me ofrenda su planta florida,
Florecitas de nácar, blancas, perfumadas,
Regalo sagrado, lluvia celestial…
¡Mi jazmín querido…!

Gracias por brindarme
Esa tierna dicha de sentirme en paz.
Silente presencia, regalo del cielo,
Caricias divinas en mi soledad.

También las estrellas bajan cada noche,
Juegan con los grillos y los tuco – tucus,
Chicharras y bichos formando
Un concierto en medio del yuyal…

Sinfónica orquesta me dan esos seres
Al pié de una planta dueña de mi amor.
Gracias fiel amigo por este placer,
Sensaciones gratas en toda tu ofrenda…

Perfumas mi vida, me ofreces tus flores,
Mi rostro acaricias. ¡No más soledad!
Tu blanco perfume, cual brillo de nácar
Acaricia mi alma, me besa la noche…
En puro silencio, calma mis sentidos
En sublime abrazo de amor irreal.
FIGUEROA, Amalia (Negrita)

No hay comentarios: