jueves, 20 de septiembre de 2012

Son voces corales, no se cansan...


Gustavo Vaca Narvaja, de la provincia de Córdoba, Argentina

RÍO

El arroyuelo serpentea entre cantos de piedras gigantescas y asoleadas. Siempre acarrea un murmullo; le dicen susurro de arroyo; yo digo… melodía de arroyo. Son voces corales, no se cansan, no se cansan. Transita y transita, caminando en lechos grises; el arroyo besa las piedras, babosea cien, acaricia mil, hocica miles. Es un gran besador. Hay sílice, hay arena. Es un lecho seductor, es un río muy arisco, ¡muy arisco! Siempre se amilana y, atemorizado, escapa entre piedras soleadas y halagadas.

No hay comentarios: