lunes, 14 de enero de 2013

... de madera es mi carne...

COMO UN ÁRBOL

Igual que un viejo árbol
de madera es mi carne
y como la savia corre mi sangre
mientras que mis brazos buscan abrazar
a mi familia y a mi futuro
como las ramas a las nubes;
mis raíces paridas y enterradas
en la tierra santa
y regadas por los rayos del sol
me ayudan a dar frutos
que alegran a mi Dios
llamado jha o abraxas
y siento como el universo
Diluido en el viento de los cerros
Bendicen a mi cuerpo de madera
Calentando mi savia
Y con el cardón me comunico
Al igual que con la piedras
Sin dejar de escuchar el cantar
De coyuyos y arañas.

Los días pasan tejiendo
El envejecimiento de mi vida

Igual que un viejo árbol soy
Con sus raíces en la tierra
Bebiendo del agua limpia
Y no del agua que no ha de beberse
Y mi sombra se acuesta en el césped
Que pinta la atmósfera que circula
A mí alrededor
Como el agua en las vertientes

Igual que un viejo árbol soy
Con su carne y su sangre
Comunicándome con el mundo
Alimentándome de la luz del sol
y del agua bendita que mi dios me regalo.
ALVAREZ, Luís Daniel

No hay comentarios: