lunes, 15 de julio de 2013

El Vino de Andalgalá

EL VINO DE ANDALGALÁ

 En desconocida lejanía

de cordillera, poetas, aceitunas y nogales

el vino como dulce veneno

desflora mis arterias.

Baco me acuna suavemente,

olvido mi media ceguera,

mis tinieblas se columpian

en árboles mágicos de amor desamorado.

Soy mujer citadina que no sabe

de pastos ni de verdes,

solo conozco la pasión en cabriolas,

en mañanas de culpa y miedo.

Entre uvas y nueces,

el vino galopa en mi cabeza.

No hay desolación ni gemidos,

en estas huellas a campo abierto,

del sendero del perdón.

Sí, perdono y olvido.

La paz es la que me embriaga.


Nieves Teresita Maldonado de la Provincia de Santiago del Estero

                                              

 Derechos Reservados - Publicado Antología del IV Pucará de las Letras
Andalgalá, Catamarca - Abril 2013

No hay comentarios: