viernes, 2 de agosto de 2013

Perder la cabeza

Perder la cabeza

A Rosa Beatríz Valdés

Nunca entenderé como hay hombres que pierden la cabeza por una mujer – meditaba Juan en las sombras – mientras Salomé le sacaba brillo a una bandeja de plata.

Rodolfo Lobo Molas - San Fernando del Valle de Catamarca