sábado, 21 de septiembre de 2013

Poesíamente desde Santiago del Estero

Poesíamente

Y qué es esto
de andar
con cuchillos
funámbula
entre las piedras.

Estirando 
             a 
               más
                    no 
                        p o d e r
la palabra 
a  u s  e n  c  i  a,
hasta volverme 
unicornio
              lisura
celestina.
  
Pétalos sin usted
                      que dicen
"no me quiere".

El cuerpo el verso el poema
antes, debajo y en la piel.
En la lágrima
que me bendice
cada mañana.
                El malamor
                de mi margarita.
En el amparo
de mi sueño
sosteniendo
el  ángel
      ser su paraíso
y arrojarme con él
       contracorrientes.

Tomar su verdad
y dejar el milagro
en los umbrales
del séptimo tiempo.

Y un día
parecerme al cielo
inaugurar otros ojos 
que universen
palabras miel
sobre las rosas
          injustamente
olvidadas.

Modo de
combinar el alma
enamorada
con la eternidad
vacía.

 Color de esa voz
que ha perdido la luna
serenamente.
Poder gritar
poder dejar
la soledad
atrás.
             Utopía.

Cómo se dejan
de contar los días
desiertos
sin besos pendientes.

Y escribir igual  
por los idus
no  llorados
y la permanencia.

Y allí 
nos desatamos 
de la metáfora
muerte.

Sandra López Paz (del libro "La voz del ausente")

No hay comentarios: